Los Heelys son unas zapatillas de aspecto normal pero que esconden una rueda en el talón de manera que en cualquier momento puedes pasar de andar a patinar y viceversa sin necesidad de cambiar de zapatillas. Simplemente a traves de un ligero cambio de postura, (apoyando el peso de tu cuerpo sobre tus talones), pasas de andara patinar en un abrir y cerrar de ojos.

Patinar con Heelys tiene su forma propia de equilibrio y coordinación, por ello se paciente. Recuerda que aprender a montar en bici te llevó algún tiempo y ahora es fácil; patinar con Heelys es lo mismo.

Cómo Heely:

Da un paso adelante con el pie que posteriormente quedará atrás (aquél con el cual tienes más fuerza).

Avanza el otro pie, apoyándote apenas en el talón (punta del pie ligeramente levantada).

Contrae las piernas, aparte ligeramente los pies y coloca el pie delantero con las puntas de los dedos levantadas.

Da un impulso con el pie trasero, apoya este apenas en el talón y desliza con las piernas contraídas y los pies uno delante del otro.

Frenado:

1.- Parada Suave – levanta las puntas del pie para accionar el frenado con el talón.

2.- Parada Inmediata – apoya los dos pies en el suelo (toda la planta).

Está siempre atento y preparado para caminar/correr normalmente unos pasos antes de frenar completamente.

Para reducir el riesgo de heridas recomendamos que utilices siempre el equipo de seguridad, incluyendo un casco, muñequeras, coderas y rodilleras.

Desliza solamente en superficies lisas y estables.

Pincha aquí para ver un video de niños con Heelys en acción. Pero no pienses que los Heelys son solo cosa de niños...mira este video y te convencerás.

Si quieres también los puedes ver hasta en la tele, ¡mira!